ENVÍOS GRATIS A PARTIR DE $2,500

MÁS DE 50 AÑOS DE EXPLORACIÓN E INNOVACIÓN

NUESTRA HISTORIA: DETRAS DEL “HALFDOME”

Nos llamamos así en honor al lado más frío e implacable de las montañas. Hemos ayudado a exploradores a alcanzar las alturas más insondables de los Himalayas. Pero, irónicamente, la leyenda de The North Face® comienza en una playa. Más precisamente, el barrio de North Beach en San Francisco, a una altura de solo 150 pies sobre el nivel del mar. Fue aquí, en 1966, que dos entusiastas del senderismo decidieron seguir sus pasiones y fundaron una pequeña tienda minorista de alpinismo. Desde el principio, la marca se comprometió a servir a todos aquellos que deseaban explorar y servir a nuestras tierras naturales silvestres ayudando a conservarlas. En nuestro núcleo creemos que la exploración crea un vínculo indeleble con el medio ambiente, inspirando a las personas a proteger nuestra tierra y transmitir estas creencias a la siguiente generación.

Poco después, esa pequeña tienda se conoció como The North Face®, un minorista de equipos de escalada y mochileros de alto rendimiento. En 1968, The North Face® se trasladó al otro lado de la Bahía de San Francisco, a las posibilidades desenfrenadas del área de Berkeley, y comenzó a diseñar y fabricar su propia marca de indumentaria y equipo técnico para alpinismo.

A lo largo de la década de 1960, la marca The North Face® cuidó a sus seguidores entre los ávidos atletas de actividades al aire libre y comenzó a patrocinar expediciones a algunos de los rincones más remotos, aún en gran parte intactos, del mundo. Esto lanzó una orgullosa tradición que continúa hoy con gran fuerza y ​​refuerza constantemente el mantra The North Face®, Never Stop Exploring™.

A principios de la década de 1980, The North Face® llevaba la exploración a los límites del mundo del esquí, agregando ropa de esquí extrema a su oferta de productos. Estos fueron los días de colores pasteles, luces neones, tintes para el cabello y mohawks, sentando las bases para los atletas de deportes de nieve con espíritu libre de hoy. A finales de la década, The North Face® se convirtió en el único proveedor en los Estados Unidos en ofrecer una colección completa de ropa de abrigo, ropa de esquí, sacos de dormir, paquetes y tiendas de campaña de alto rendimiento.

1990 marcó el comienzo de una era en la que The North Face® amplió aún más el mundo al aire libre que ayuda a los atletas a explorar. La década vio nuestro debut en el mercado de ropa deportiva con el lanzamiento de Tekware™, una colección innovadora diseñada para brindar a los escaladores, mochileros, excursionistas, corredores de senderos y entusiastas del aire libre lo último en ajuste y funcionalidad. El logotipo de la cara norte del Half Dome comenzó a aparecer con mayor regularidad en las carreras de ultramaratón, en los senderos de altas montañas y en grandes paredes de escalada. Y, a medida que el calendario avanzaba hacia un nuevo milenio, The North Face® lanzó su propia línea de zapatillas de trekking y trail running para atender en última instancia las necesidades de la cabeza a los pies de aquellos que siempre luchan por el próximo horizonte.

Si bien la marca siguió dando forma al mercado outdoor a través de los logros de los productos, las expediciones y los atletas, lanzó además dos líneas de productos que cambiaron el juego:

Thermoball y Fuseform. Thermoball introdujo un aislamiento sintético que imita la capacidad de la pluma de ganso. Fuseform revolucionó el espacio de fabricación al cambiar la forma en que se producen las prendas técnicas.

Ahora, a más de 50 años después de su humilde primer inauguración, The North Face® ofrece una extensa línea de indumentaria, equipamiento y calzado de alto rendimiento, empujamos los límites de la innovación para que pueda ampliar los límites de la exploración. Seguimos profundamente orgullosos de ser la primera opción de los escaladores, montañistas, esquiadores extremos, snowboarders, corredores de resistencia y exploradores más exitosos del mundo.

Poco se puede decir de lo que nos depararán los próximos 50 años. Sin embargo, hay un fundamento de certeza: The North Face® mantendrá un compromiso inquebrantable de empujar los límites de la innovación y el diseño para que pueda empujar los límites del outdoor. Nunca dejes de explorar.